Un bebé con ADN de tres personas: ¿cómo se hace?

Por Maximiliano Beltramo, embriólogo clínico de Nascentis

Esta semana conocimos la noticia de un bebé engendrado mediante una técnica de reproducción asistida que emplea ADN de tres padres diferentes. El procedimiento estuvo a cargo del especialista en fertilidad John Zhang y su equipo en el Centro de Fertilización New Hope, en Nueva York (EE.UU.)

Vale aclarar que, a pesar de lo publicado por la revista "New Scientist", NO es el primer caso. De hecho, a finales de los 90 ya existían reportes de nacidos en el mundo por técnicas similares, pero con mismo fin de reemplazo mitocondrial. Luego se reportaron anomalías cromosómicas en algunos de los nacidos (tales como monosomia X)  y otros terminaron en abortos.

La Administración de Alimentación y Fármacos (FDA, por sus siglas en inglés) prohibió en 2002 que se sigan realizando estas prácticas en EEUU y todas las clínicas dejaron de hacerlo. En el caso que fue noticia esta semana, se realizó, además de esta práctica, el Screening Genético Preimplantacional (PGS) en los embriones, lo que permitió transferir al útero materno el embrión que era cromosómicamente normal.

Los detalles del trabajo aún no se conocen, ya que van a ser publicados en el próximo Congreso de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva (ASRM), en Salt Lake City (EEUU), al que el equipo de Nascentis tiene el placer de asistir.

Ahora bien, ¿de qué se trata esta técnica?

Esa técnica permite a progenitores con mutaciones genéticas (enfermedades mitocondriales) concebir hijos sanos.

Las mitocondrias son las encargadas de brindar energía a la célula y realizar su metabolismo. Cuando el ADN mitocondrial se ve afectado, el mayor daño se ve en las células del cerebro, corazón, hígado, músculos esqueléticos, etc.

La técnica utilizada tiene como objetivo reemplazar las mitocondrias maternas que están afectadas, por las mitocondrias sanas de una donante.

¿Cómo se hace?

Existen diferentes métodos, dependiendo del momento en el que se fertiliza el óvulo, pero en palabras simples se trata de extraer el óvulo a la mamá (que es quien tiene esta enfermedad rara) y el de una donante.

En ambos óvulos se separa el núcleo, que contiene la mayor parte del material genético. El núcleo del óvulo de la mamá se coloca en el óvulo de la donante, formándose así un solo óvulo saludable. Es decir que, hasta aquí, tenemos un óvulo sano con material genético de dos mujeres: la mamá del bebé por nacer y la donante de la parte donde están las mitocondrias dañadas.

Luego, a ese óvulo se le coloca un espermatozoide del papá, formándose un embrión que luego es transferido al útero materno que inicie la gestación.

Ver notas anteriores Volver